La rubia espumosa bávara y la cerveza de Colonia

Cerveza Colonia

La fábrica de cerveza más antigua del mundo está a pocos kilómetros de Munich, en Freising (Alemania). Al parecer ya en el año 1040 apareció la primera cerveza de marca Weihernstepan. Pero es Munich quien ostenta el récord de establecimientos cerveceros  (alrededor de los dos tercios de los 1.200 que existen en el país europeo) y el del consumo de cerveza por habitante (240 litros al año frente a los 150 de media nacional), sin contar por supuseto con los litros de Märzenbier que corren durante la célebre Oktoberfest.

El “licor de cebada fermentada“, como lo llamaron los cronistas romanos, primeros testigos de las colosales borracheras de los germanos, puede ser paladeado directamente en las cervecerías o en los Biergäten que hay en las propias fábricas de Munich.

Estos establecimientos se abrieron a comienzos del siglo XIX, cuando fue concedido a las cantinas el permiso de despachar esta bebida, a un precio inferior con respecto al de los otros locales. Ideal para refrescarse durante los meses calurosos del año en Munich, resultan las sombreadas terrazas al aire libre instaladas junto a las cervecerías perfectas para combatir los efectos del sol.

Por otra parte, la cerveza de Colonia es una de las más sabrosas de Alemania. Sus características son: alta fermentación, con un proceso de descomposición de azúcares y malta bastante superior a las demás rubias alemanas; alto contenido en lúpulo y bajo en ácido carbónico; muy ligera; y fácil de digerir.

Para apreciar mejor el sabor de una “Kölsch” hay que servirla directamente de la botella en una jarra típica de Colonia, con capacidad para 0,2 litros. Y se debe tomar en la Kölsche Weetschaff, la taberna típica donde se sirve cerveza en rondas, es decir, en bandejas redondas donde se disponen las jarras alrededor de un soporte central.

Se trata de locales donde el tiempo parece detenerse, ya que no en vano son los herederos de aquellas antiguas fábricas donde por poco dinero se servía cerveza a una clientela de paso directamente del fabricante al consumidor. Tabernas improvisadas en el comedor que iba desde la calle al patio de la fábrica.

Foto vía 3 Viajes al día



Tags:

1 comentario

Comments RSS

  1. Javier dice:

    La cerveza Kölsch una de las mas sabrosas de Alemania? Para gustos se hicieron los colores y las cervezas, pero yo, que vivo solamente a unos cuarenta kilometros de Köln y soy consumidor habitual de cerveza,sencillamente no la soporto.(y que conste que no soy de Düsseldorf, que no haya malos entendidos. La Kölsch es una cerveza regional, pero en otros estados alemanes es practicamente desconocida. Yo creo que las cervezas del sur de Alemania, sobre todo por su variedad, son las que se llevan el gato al agua.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top