Ruta de cervezas en la República Checa

Plzen Cervezas

Lo de la pasión de los checos por la cerveza es algo que probablemente no podamos comprender en España. Aún recuerdo, en una de las paradas que hice en un local, harto como estaba ya de todo el viaje bebiendo cerveza, cuando pedí una Coca Cola. La mirada que me echó el camarero mientras me decía «¿no cerveza?» fue de lo más incómodo que recuerdo en aquel viaje a Praga que por otra parte resultó perfecto.

Para ellos es casi un culto, o entiéndase una obligación, que cualquier comida o cualquier salida se brinde con una cerveza. Da igual que sean las 2 de la tarde o las 2 de la mañana. En la madrugada nosotros tomamos «pelotazos»… ellos, cerveza. Valga un dato para justificar lo que digo: según datos oficiales, el consumo de esta bebidad en la República Checa es de 155 litros al año por persona, o sea, medio litro de cerveza al día por persona.

En la República Checa, la cerveza por excelencia es la tipo pilsen, lógicamente, no en vano, nació allí, en la localidad de Plzen.

La historia de la cerveza en Chequia comenzó a finales del siglo XIII cuando el rey Wenceslao II dio licencia a 257 familias para que elaboraran cerveza en aquella localidad, Plzen. Desde aquel momento el crecimiento de las ventas de cerveza no hicieron sino crecer. También es de destacar el momento en el que muchos pequeños productores decidieron unirse para crear una empresa municipal, Plzensky Prazdroj, en pleno siglo XIX, de donde saldría la famosa Pilsner Urquell.

Plzen debe ser, siempre, el inicio de la ruta cervecera en la República Checa. Se lo merece por historia y tradición.

Aún así, practicamente, casi cada localidad en Bohemia nos puede ofrecer un rincón donde degustarla. Por ejemplo, Chodova Plana es una pequeña localidad que también se ha hecho famosa por sus cervezas. Es el hogar de la cervecera Chodovar, que utiliza las aguas terapéuticas para la elaboración de las mismas.

Más al sur, aún en Bohemia, podemos llegar a Ceské Budejovice. Esta ciudad no es que sea especialmente vistosa. Quizás lo único que tenga para ver sea su plaza central, clásicamente norteuropea, pero, sin embargo, guarda en sus entrañas los secretos de una de las más famosas cervezas del mundo, que nació aquí: la Budweiser Budvar.

Relativamente cerca se encuentra otra localidad muchísimo más bella, Cesky Krumlov, declarada Patrimonio de la Humanidad. Serpenteada por el Moldava, la ciudad se levanta preciosa a lo largo de las distintas curvas que dibuja el río. Es una ciudad muy turística, pero sin embargo, muy tranquila, donde disfrutar de una buena cerveza en una de sus terrazas es un placer único.

Eggenberg, otra pequeña localidad bohemia, elabora lo que ellos llaman «pan líquido«, una cerveza turbia pero con mucho sabor a cereales. Y aún dentro de Bohemia, Trebon es otra de las localidades que elabora su propia cerveza.

Moravia es más famosa por sus vinos, eso es verdad, pero no por eso dejan atrás las cervezas. No hay que olvidar que hasta Brno, la capital morava, tiene su propia cervecera, la Starobrno. La misma capital u otras localidades más pequeñas como Mikulov tienen tabernas cerveceras donde impregnarnos del intenso sabor tradicional checo, y donde alzar nuestras jarras de cervezas, para acompañar a los codillos o las salchichas mientras planeamos la que será nuestra próxima ruta cervecera.

Print Friendly, PDF & Email



Tags: , ,



10 comentarios

  1. En realidad la historia de la cerveza en lo que hoy es la Rep. Checa va bastante más atrás que el s.XIII. Los celtas y germanos que habitaron esta región antes de la llegada de los eslavos eran bebedores de cerveza. Los eslavos de a poco fueron adoptando la bebida, la cual terminó remplazando al hidromiel como su licor favorito.

    En 1088 el Duque Vratislav II establece un impuesto sobre el lúpulo para los elaboradores de cerveza. Lo cual indica que la elaboración de la bebida como actividad comercial ya era lo suficientemente importante como para gravarla.

    Antes de la licencia otorgada a las trece familias de Pilsen se habían abierto cervecerías en Svitavy, Žatec y České Budějovice. Así que no fue en Pilsen donde la historia de la cerveza checa nació.

    Por último, los checos no llaman a su lager rubia pilsen, la llaman světlý ležák. Las únicas cervezas Pilsen son las que se hacen en esa cuidad….

    Y es una lástima que en tu visita no hayas parado por las muchsas micros que están repartidas por todo el pais, las cuales elaboran cervezas de altísima calidad, mucho más interesantes y sabrosas que Budvar, Urquell, Eggemberg y Starobrno…

  2. Javier Gómez dice:

    Hola, Filósofo:

    Ante todo, gracias por tus apuntes históricos. Resultan muy interesantes.

    Desgraciadamente, en cuanto a mi viaje, no pude parar por todos los sitios que uno realmente desean, y menos cuando va uno acompañado :(

    Pero como bien dices, y mencioné en el artículo, hay muchísimos pueblitos y pequeñas ciudades que tienen sus propias cervezas. Me limité a mencionar quizás las más conocidas y que además resultaran en ciudades turísticas y que se puedan visitar habitualmente.

    Un saludo

  3. Joss dice:

    Hola! Interesante artículo. Una pregunta… ¿qué tal para entenderte en todos esos sitios que comentas? ¿en inglés? ¿es imprescindible el checo?
    Es que me encantaría visitar Praga pero me tira para atrás un poco el tema del checo…
    Un saludo.

  4. De nada, y espero que en el próximo viaje sí tengas oportunidad de visitar alguna de las micros. Seguro no te van a defraudar.

    Volviendo al tema histórico. Sí que sería correcto decir que fue en Pilsen donde nació la cerveza checa moderna. Habían existido lagers antes, de hecho, ya se elaboraban algunas allá por el s.XV, pero eran algo marginal. Luego de 1842 el método de elaboración introducido por Josef Groll (no tanto así el estilo de Lager Rubia que tardo algo más en arraigarse) se diseminó de manera increíble, y para fin de siglo las aquellas cervezas que habían sido tradiconales por tantos siglos prácticamente estaban extintas.

  5. Javier Gómez dice:

    Hola, de nuevo, Filósofo:

    Pues muchísimas gracias por ese nuevo apunte cervecero. Anotado queda con tu comentario.

    Graciasss

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top