Visita a la Brasserie du Bocq en Bélgica

Brasserie du Bocq

Hace unas semanas tuvimos la ocasión de visitar una serie de fábricas de cerveza en Bélgica, uno de los grandes templos de esta bebida. Precisamente os contábamos nuestra experiencia en la visita a la Fábrica de Cervezas Cantillón en Bruselas, y hoy os queremos hablar de la visita que hicimos al día siguiente, concretamente a la Fábrica de Cervezas du Bocq.

Esta fábrica, la Brasserie du Bocq, está situada en el pequeño pueblo valón de Purnode, 80 kilómetros al sur de Bruselas y a poco más de diez kilómetros al norte de Dinant, en pleno corazón de la región del Condroz, bellísima en otoño por otra parte. La mejor forma de llegar precisamente es de Dinant, subiendo hasta la parte alta de la ciudad y, una vez allí, siguiendo las indicaciones hacia Purnode.

Si nuestra visita a la Fábrica Cantillón nos impactó por su carácter puramente artesanal, la Brasserie du Bocq es la típica fábrica industrial que todos nos imaginamos, aunque a decir verdad no es demasiado grande. La visita guiada la hicimos con una de las empleadas del bar, quien nos contó la historia de la fábrica y la cerveza, y nos enseñó el proceso de elaboración. La visita se puede hacer en inglés o en francés.

La Brasserie du Bocq la fundó Martin Belot en 1858 y, a pesar del tiempo transcurrido, sigue siendo una empresa familiar quien la dirige. Hoy es la sexta generación de los Belot quien se encarga de la fábrica y de este tipo de cervezas. Quizás el interior de la fábrica no tenga nada de especial, aunque resulta muy curioso ver el proceso de embotellado, etiquetado y salida de las botellas.

Embotellado en la Braserie du Bocq

Como os decíamos, el interés radica en el proceso de elaboración, que sigue siendo el mismo que inventó el señor Belot a mediados del siglo XIX. De aquí salen diferentes tipos de cerveza, aunque las más conocidas son la Blanche de Namur, la Gauloise, con sus distintas variantes, y la Triple Moine.

La Blanche de Namur se lleva fabricando desde 1990, y es tal vez la cerveza estrella de la Brasserie du Bocq. Es una cerveza de espuma blanca y color amarillo claro, muy parecida en aspecto a la Hoegaarden ( curiosamente surgió dos años después ). Tiene un sabor cereal, poco amargo y 4,5 grados de alcohol. Se suele servir como bebida refrescante, así que no es muy ideal para cenar según nos contaron en la propia fábrica.

La Gauloise es otra de las típicas cervezas que elabora la Brasserie du Bocq, mucho más antigua que la Blanche de Namur, ya que surgió justo después de la Primera Guerra Mundial. Hasta 1994 se produjo en una única versión, y no fue sino hasta 1994 cuando surgieron dos nuevas versiones, la rubia y la de color ámbar. Esta Gauloise cuenta con la Gauloise Ambrèe, de 6,5 grados de alcohol, la Gauloise Blonde, de 7 grados y la Gauloise Brune, más oscura, de 8,5 grados.

La que nosotros probamos en la degustación final fue la Triple Moine, una cerveza rubia de 7,3 grados de alcohol que, aunque con sabor suave, quizás sea la que tenga mayor amargor de todas las que se producen en esta fábrica. La bebimos en la botella, por recomendación del personal de la fábrica, pero echamos un poco en el vaso para ver que tiene bastante espuma blanca.

Cerveza Bocq de naranja y pomelo

Además de estas cervezas, en la fábrica se elaboran otras como la Saint Benoit Blonde, la Waterloo, la cerveza de frutas Bruselas y una nueva variedad de cervezas de frutas, como la Applebocq, la Redbocq y la Agrumbocq. Nosotros, tras la degustación, tomamos en Purnode una cerveza de naranja y pomelo, muy suave, de apenas 3 grados de alcohol, que sabía prácticamente a zumo.

– Información adicional

Si queréis hacer una visita guiada a la Brasserie du Bocq, con una degustación gratis de una de sus cervezas, os dejamos con los horarios y los precios:

  • Horarios: Desde el 3 de abril al 8 de noviembre las visitas guiadas se hacen  sólo los fines de semana y festivos a las 14.00 y las 16.00 horas. En julio y agosto las visitas guiadas son diarias a las 14.00 y las 16.00 horas.
  • Precios: Visita individual 5,50 euros para los adultos, 4 euros para los niños entre 6 y 12 años, y gratis para los menores de 6 años. Si venís en grupo de más de veinte personas, la entrada para adultos es de 4,50 euros y 3,50 euros para los niños.

Las visitas pueden ser en inglés o en francés, según solicitéis, y suelen durar unos 50 minutos. Os llevarán por el interior de la fábrica y luego pasaremos al bar a tomar una degustación gratuita. En el mismo bar hay una tienda para poder comprar cervezas y otros recuerdos.

Fotos Vía José Manuel Vargas

Print Friendly, PDF & Email



Tags: , ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top