La Oktoberfest de Munich

Oktoberfest de Munich

La Oktoberfest es la fiesta de la cerveza más grande del mundo,  atrae a más de seis millones de visitantes cada año a los jardines de Munich (Alemania), entre septiembre y octubre. Este festival realmente bullicioso, con multitudes que rivalizan con las de carnaval del Río de Jainero, ha inspirado a muchas fiestas de todo el mundo, si bien sólo hay una Oktoberfest auténtica y genuina, y se celebra en el Munich, Baviera, en el sur de Alemania.

La primera Oktoberfest se celebró el 12 de octubre de 1810, para festejar la boda del príncipe Ludwig de Baviera con la princesa Teresa de Sachsen-Hildurghausen. Todos los ciudadanos de Munich fueron invitados en una pradera frente a la torre de la ciudad a levantar una copa o dos en honor de la unión, y aquello se convirtió en una tradición anual.

En los primeros años, se hacían carreras de caballos en los campos del lugar, pero a medida que el festival creció, el punto central de la fiesta fue variando. En 1896, empresarios que trabajaban con la industria cervecera de Munich construyeron las primeras piedras gigantes de cerveza par la Oktoberfest, y desde entonces beber se ha convertido en el principal objetivo de la fiesta.

Hoy en día, unas tiendas enormes se llenan de infinidad de lugareños y visitantes de todo el mundo, y los músicos tradicionales acompañan a la multitud en famosos cánticos cerveceros, además de música tradicional bávara. Uno debe disfrutar bebiendo cerveza, escuchando la música, riendo, hablando y subiendose a la noria de Munich.

La cerveza extrafuerte de la Oktoberfest (wiesn) es proporcionada por unas cuantas fábricas de cervezas locales, y se sirve en las tradicionales jarras de un litro llamadas mass. Además de beberse cerca de seis millones de jarras de wiesn, el gentío consume 91 bueyes, 383.000 salachias y 630.000 pollos, además de toneladas de los productos preferidos de Baviera, como los fideos de queso y el sauerkraut.

Sea uno más o menos amante de la cerveza, esta fiesta supone todo un icono social y turístico. En cualquier caso, uno se divertirá muchísimo durante los días que dura la Oktoberfest. Sólo queda planificar el viaje, reservar el hotel y viajar a Munich.

Foto vía Fondos de Pantalla

Print Friendly, PDF & Email



Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top